Cultura y Fiestas

SAN BLAS.

La fiesta de San Blas comienza el 2 de febrero por la noche, con la tradicional ‘velá’ y una gran hoguera en la que arden muebles y enseres viejos que arrojan los propios vecinos. Durante los días anteriores a la celebración, los montanchegos elaboran dulces típicos como los escaldones, las roscas fritas y los nuégados de miel.

Ya el 3 de febrero por la mañana, las mujeres del pueblo se engalanan con el tradicional refajo, se colocan un tablero adornado en la cabeza y pasean bailando el ‘Ramo de San Blas’, acompañadas, al ritmo de la música, por todos los vecinos del pueblo.

CARNAVALES.

La Fundación VanderLinde, las diferentes peñas de amigos del municipio cacereño, el Ayuntamiento y los visitantes de esta celebración aúnan esfuerzos para que renazca un Carnaval ancestral y único.

El protagonista del carnaval montanchego es, sin lugar a dudas, el Jurramacho. La esencia del Jurramacho radica en un intento de lograr no ser reconocido por vecinos y visitantes. El disfraz se confecciona con ropas en deshuso, combinando prendas y complementos diversos como la tradicional careta elaborada con la tela utilizada para envolver sus preciados jamones.

El disfraz del Jurramacho es muy llamativo: se usan ropas viejas y en desuso, y se combinan sin orden ni concierto.

Durante todo el carnaval se vive en Montánchez un ambiente de fiesta ininterrumpido, tanto en la calle como en los lugares de ocio de la localidad. Tanta importancia cobra el carnaval aquí, que ni siquiera la prohibición franquista consiguió suprimir esta alegre fiesta.

JORNADAS GASTRONÓMICAS DEL CERDO IBÉRICO.

Fiesta en la que los productos gastronómicos de la zona cobran el máximo protagonismo. El jamón ibérico y el resto de productos del cerdo ibérico se convierten en el eje de las jornadas; sin que falten los quesos, vinos, aceites y dulces de la comarca. Las actividades principales se celebran en una gran carpa situada en la Plaza de España de la localidad, donde visitantes y vecinos degustan todos estos productos de gran calidad.

ENCUENTROS EN MONTÁNCHEZ, DIÁLOGO DE CULTURAS.

Sin duda, es la fiesta cultural por antonomasia en Montánchez. Esta aventura surgió en 2005 con el objetivo de crear un punto de encuentro entre distintas culturas. A través de la danza, la música o la gastronomía podemos acercarnos a otros mundos. Son innumerables las figuras que año tras año han visitado Montánchez durante sus ya famosos Encuentros. En la actualidad, podemos hablar de un festival consolidado que atrae a visitantes de todo el país.

ROMERIA DEL SALOR.

El segundo domingo de mayo los montanchegos asisten a la Romería del Salor, situada en el término municipal de Torrequemada. El objetivo ancestral de esta peregrinación era pedir el agua a la virgen que reside en esta ermita mudéjar del siglo XII. Desde hace unos años, la celebración continúa en una finca de propiedad municipal conocida como el Pocito de las Heras.

SAN CRISTÓBAL.

En julio se celebra esta fiesta en la cual se rinde culto al patrón de los conductores: San Cristóbal (su onomástica se festeja el 10 de julio). El domingo por la mañana se organiza una curiosa procesión de vehículos que recorren las calles del pueblo y que son bendecidos. Además, ese fin de semana se celebran los toros al estilo tradicional de Montánchez, verbenas y otras actividades festivas.

FIESTAS PATRONALES EN HONOR A NUESTRA SEÑORA DE LA CONSOLACIÓN DEL CASTILLO.

Las Fiestas Patronales en Honor a Nuestra Señora de la Consolación del Castillo empiezan 11 días antes del segundo domingo de septiembre, con la Bajada de la Virgen desde el Santuario del castillo a la Iglesia parroquial.

Estas fiestas son las más importantes de la localidad, pues se hacen en honor a la patrona del pueblo.

Concursos, torneos deportivos, talleres y juegos infantiles, verbenas, etc. En definitiva, unos días llenos de actividades y ambiente festivo.